6 nov. 2009

Política en su tinta

Miente

De plano Narciso Agúndez ya perdió la brújula política y en su quinto año de gobierno ni escucha, ni oye, ni ve nada. Una prueba más de este declive en su autoridad como gobernante la dio en la entrevista de promomedios California, donde mintió todo el tiempo que estuvo al aire. Hablo de sus “arreglos” con el Fovissste, cuando desmentido de por medio de la Secretaría de Hacienda, le hizo saber que ni condonación ni arreglo, solo deuda que se tiene que pagar. Hablo de sus “cabildeos” para negociar presupuesto a favor del Estado, “presumiendo” su reunión con David Penchyna del PRI, y una supuesta cena con Francisco Rojas, coordinador de la bancada priista en la cámara de diputados. Agradeció al payaso del “puchas”, a Marcos Covarrubias y al general Meza, el apoyo en la Cámara.
Quien a estas alturas le cree a Narciso Agúndez su trabajo de cabildeo, y sobre todo su discurso estatal en contra del PRI y todo lo que huela a ello, pero en la ciudad de México hasta invita a cenar a los priistas. La aseveración de Narciso, tuvo respuesta inmediata de la diputada federal Esthela Ponce, a través de radio formula el mismo día y en los micrófonos de promomedios y vía boletín al siguiente día, desmintiendo al gobernador, y haciendo saber que el presupuesto que se asignara a cada uno de los estados de la republica pasara por la bancada del PRI y ellos – los priistas – habrán de decidirlo. En la supuesta cena que “presumió” Narciso, no contaba con la invitada que le tenía Rojas a su lado, a la diputada por Baja California Sur, Esthela Ponce Beltrán, quien aparte de participar y cuestionar el uso y destino de los recursos que se habrán de asignar a BCS, señalo que el gasto millonario para la construcción del Pabellón Cultural en Cabo San Lucas, es una obra que no es prioritaria. Situación que le “cayo” como balde de agua fría al gobernador, porque esa obra la dan por hecho, a tal grado que ya adjudicaron su construcción a la empresa GRAVI, empresa que ha “ganado” la mayoría de las licitaciones de grandes obras desde el sexenio de Leonel Cota, cuyo socio mayoritario y propietario es Luis Cano.

Mal negocio


Cuando se renovó la dirigencia de la Sección 3 del SNTE, el gobernador Narciso y Omar Castro, titular de la SEP, pensaron que sería un buen negocio apoyar la ambición personal de Esteban Ojeda. El apoyo no era solamente moral y político, sino en efectivo. También lo apoyaron en su loca decisión de protestar ante las autoridades federales del trabajo, porque suponían que no se le entregaría el reconocimiento oficial a Guillermo Aguilar, líder autentico del magisterio sudcaliforniano. Promovieron y apoyaron la “toma” del edificio de la Sección Sindical. Le hicieron la vida de cuadritos a Aguilar y a su comité seccional. Le facilitaron las cosas a Esteban para que hiciera gestiones, a nombre de los maestros, y le abrieron la puerta en el ISSSTE para que, obtuviera beneficios para sus “representados”. El chiste le costó al gobierno 4.4 millones de pesos.

El rompimiento


Pero, todo lo que empieza, termina. Y el idilio entre los democráticos y el gobierno, termino bruscamente. Esteban y su gente, como medida de presión, al ver que perdían poder, presionaron al gobernador que, finalmente, les retiro su apoyo. Y cuando menos lo pensaban, la Contraloría les comunico que, o regresaban a clases o dejaban de recibir sus cheques. Esteban acudió a su antiguo aliado, Omar Castro, titular de la SEP que lo recibió en su despacho pero le informo que todo había terminado. Que tenía instrucciones precisas del jefe del ejecutivo de que volvieran a clases y que, a partir de la última quincena de octubre, ya no cobrarían su cheque quincenal. El asunto trascendió a los medios que, con la anuencia oficial, le dieron duro y tupido a Esteban y su grupo. Que durante año y medio el gobierno gasto 4.4 millones de pesos en salarios de 18 maestros que forman el grupo “democrático”. Que por no haber acudido a clases, durante ese lapso, tendrían que devolver el dinero. Que Esteban gana 40 mil pesos mensuales y que los otros 17 profesores tienen sueldos superiores a 24 mil pesos mensuales.

Pónganse a trabajar

Ojeda quemo su último cartucho la semana que concluye mañana. Sabía que el gobernador estaba en una reunión y, a su llegada, le entrego un documento que, sin mirar, el jefe del ejecutivo lo paso a otra persona. Ojeda intento una débil protesta que no pudo continuar porque el gobernador se marcho sin despedirse. Esteban se coloco cerca de la puerta del vehículo donde viajaba el gobernador y espero a que saliera. Cuando Narciso llego, Ojeda intento iniciar un dialogo. Narciso lo paró en seco. “pónganse a trabajar y déjense de ingaderas”. Cerró la puerta y el carro se puso en marcha. Y así concluye una relación que fue un mal negocio para el gobierno y peor para el estado. Muchos niños se quedaron sin profesor, durante 1 año y medio, pero el pueblo pago salarios no desquitados por esos maestros irresponsables y alborotadores.

Otro destape

Para variar, en el Rancho San Juan, propiedad de Narciso Agúndez, tuvo lugar otro destape. Esta vez, del secretario general de gobierno, Luis Armando Díaz, como precandidato a la gubernatura. Precandidato no del PRD, sino de Narciso, el gobernador. Y de nuevo el jefe del ejecutivo alborota la gallera a destiempo. Violenta, por una parte, el clima político del estado y toma delantera a otros precandidatos de otros partidos. Ya no sabemos si Narciso viola alguna ley, pero sí que revuelve las aguas políticas de la entidad y eso pone en riesgo la tranquilidad del estado. Suponemos que los partidos de oposición protestaran, otra vez, por este evento político tempranero. Narciso enfrenta muy serios problemas que lo exhiben como un mal gobernador. El Tribunal Superior de Justicia anda con las patas para arriba. Leonel le creó el Frente Democrático Sudcaliforniano. Nueve diputados locales perredistas ya no le hacen caso. Cientos, quizá miles de burócratas están enojados porque no pueden acceder a créditos de vivienda. Los profesores siguen molestos porque el gobierno se gasto sus ahorros y, aunque los repuso, dejo secuelas políticas. Y con el destapa de Luis Armando las cosas, seguramente, se agravaran.
Hasta el martes. Que el Gran Arquitecto del Universo los bendiga a todos.

Blanco & Negro



Narciso le canta a Leonel: “…Ódiame por piedad, yo te lo pido. Ódiame sin medida ni clemencia, odio quiero más que indiferencia…”.

Y Leonel, cruel como es, le canta: “… te tuve una vez dentro de mi corazón, y no sé porque me fui alejando de ti…”.

En el destapadero oficial del rancho San Juan, ayer, se supone, destaparon al candidato bonsái a la gubernatura.

Me lo imagino, montado en un poni, vestido de pulgarcito, saludando cono reina de carnaval, antes de ser coronado.

La patria, asustada pero agradecida, le canta al prócer, Víctor Castro: “… ay amor, ya no me quieras tanto…”.

No me creyó la mujercita a la que le jure que “solamente tengo ojos para una mujer”. Antes, veía hasta tres juntas.

Los maestros democráticos sospechan, con razón, que Esteban (didote) tomo toloache: arroja espuma por la boca.

Los detractores de Leonel afirman que el himno del Frente Democrático Sudcaliforniano es el tema thriller de Michael Jackson.

Y es que aseguran, como en el famoso video de Jackson, hay puros cadáveres alrededor del ex gobernador Cota Montaño.