2 sept. 2009

Política en su tinta


Se les Hizo

La Secretaría de Gobernación declaro zona de desastre los cinco Municipios del Estado por el paso del huracán "Jimena" y autorizo el uso del Fondo Nacional para Desastres Naturales (FONDEN). Las autoridades de los gobiernos locales, incluyendo al Gobierno del Estado, se están frotando las manos. Es un secreto a voces que desde que llegaron al poder los perredistas, hace diez años con Leonel Cota y ahora con Narciso Agúndez, estos recursos los han utilizado para manejarlos electoralmente. Es cierto que una parte de esos dineros son canalizados para atender las necesidades que son originadas por los meteoros naturales, como este, pero, una gran parte son manejados para almacenar grandes cantidades de laminas de cartón, colchas, cobijas, madera, clavos y despensas de alimentos que no tienen caducidad próxima y que son transferidos para utilizarlos electoralmente ante una parte de la ciudadanía y mas enfrente de una crisis económica. No hay que olvidar que dentro de un año inicia el proceso electoral en nuestro Estado para renovar el Ejecutivo, el Legislativo y las Presidencias Municipales. La declaración de zona de desastre les cayó como anillo al dedo. La Federación, bajo nuestra óptica, debería de hacer un seguimiento y control puntual de los recursos del FONDEN para que lleguen a las personas de las zonas más afectadas por "Jimena" para dejar al margen el oportunismo y el clientelismo electoral de los perredistas. La Sociedad sudcaliforniana ya tomo nota de eso. Para infortunio de los gobernantes, Jimena no toco los municipios de Los Cabos y La Paz. Los lectores recordaran las declaraciones de José Gajón de la Toba, de Protección Civil, que aseguraba, casi con una sonrisa, “que el ciclón venia franco hacia Los Cabos, y que no tenía ninguna posibilidad de cambiar de rumbo”. Seguramente el funcionario pensaba no en el dolor, la perdida y los daños que sufrirían los habitantes de los municipios de Los Cabos y La Paz sino en los fondos federales que se autorizarían para enfrentar la emergencia. Desafortunadamente, el ciclón causo severos daños en los municipios de Comondú, Loreto y Mulegé. El dinero federal, sin embargo no será tan cuantioso como hubiera ocurrido en Los Cabos y La Paz. Duele decir esto pero la voracidad oficial de las autoridades estatal y municipales ha quedado demostrada en ocasiones anteriores.

La alianza del sureste

Andrés Manuel López Obrador, incongruente como siempre ha sido, ya autorizo la alianza de sus partidos "satélites", el PT y Convergencia, con el PAN con rumbo a la elección por la gubernatura de Oaxaca y en contra del PRI y, por supuesto, en contra de Ulises Ruiz. Al "Peje" ya se le olvido lo que siempre ha vociferado: los panistas son el mismo demonio que me robaron la elección del 5 de Julio de 2006. Pero, en el fondo, lo que López Obrador desea y quiere es que, si triunfa en Oaxaca, seguir teniendo los dineros suficientes para continuar con sus alocadas giras por toda la República con rumbo al 2012. Al parecer ya tiene en la bolsa Iztapalapa con el "bufón" del tal Juanito y, por supuesto, los 3 mil 700 millones de pesos del presupuesto que se manejan anualmente en esa Delegación política. Pero quiere más. No tiene llenadera. Los panistas deben de tener mucho cuidado si realizan su alianza con López Obrador en Oaxaca. Si por alguna razón mas que extraña ganaran el Estado en donde nació el Benemérito, el "Peje", como es su actitud, los traicionara muy al estilo de Leonel Cota. Tal para cual. Esta sería una alianza con características muy propias, ya que los principios, el programa de acción y los mismos estatutos son muy diferentes entre los azules, los colorados y los naranjas. Es una alianza de venganza y de rencor en contra de los tricolores y no de principios doctrinarios. Hasta mañana. Dios los bendiga a todos.

Blanco y Negro


Juanito “Rafael Acosta” encontró 3 mil 700 razones para no renunciar a la delegación de Iztapalapa. Curioso: es el presupuesto de la delegación.

En cuanto las condiciones lo permitieron, Rosa Delia, la alcaldesa, salió en alegre comitiva hacia la zona de Los Dolores. No arreglara nada, pero hará grilla.

Mientras lo llama el Congreso, Antonio Alcantarilla, paga, en abonitos fáciles quincenales, casi 900 mil pesos que nunca ha podido comprobar.

También el “Monito” Hirales abona a los 57 mil pesos que no pudo comprobar. Y lo mismo hace Alberto Ceseña, con los 43 mil pesos que le faltaron.

¿Que no se supone que quienes no comprueban gastos, durante una comisión oficial, cometen un delito que debía mantenerlos en la cárcel? Digo.

Este país ha cambio. Por ejemplo, el presidente dice, en lugar de Honorable Congreso de la Unión, Honorables Televidentes y Radio escuchas.

Los habitantes de Puerto Chale acumularan los fondos que autorice el Fonden para los próximos 5 ciclones. Les deben los del año pasado y los de Jimena.

Para variar, el payaso de Fernández Noroña, ahora diputado del PT, hizo su show en el informe de Calderón. Qué raro. Es un hombre decentísimo.

De plano, los ciclones no tienen palabra. Prometían millones y mandaron millones… de metros cúbicos de agua. Pobrecitos los del gobierno. Ellos sí tienen palabra.