27 abr. 2010

Política en su Tinta


Aspirantes

Estaban todos. ¿Todos? Bueno, la mayoría. Son los aspirantes del PRI a la presidencia municipal de La Paz. Escuchan, con atención, el llamado de Ricardo Barroso, el dirigente estatal, para que permanezcan unidos, que piensen en el partido y en el municipio, antes que en sus intereses de grupo o personales. Todos están atentos pero, en el fondo, haciendo sus propias cuentas. El escenario es la Terraza del hotel Perla. El mismo de aquella famosa foto de Los 7 Magníficos. ¿La recuerdan? En un lado de la mesa, y en el orden en que estaban sentados, Nacho Monroy, que fue suplente de Víctor Guluarte, cuando disputaron y perdieron la alcaldía de La Paz con Rosa Delia Cota. Precisamente el día que apareció la foto famosa, renuncio a su militancia del partido que todavía dirige Guluarte. “No es justo, Raúl, que mientras uno trabaja honestamente, otros hacen negocio con la política”, le dijo al reportero. Seguimos. Pedro Enrique López, fiel al PRI, ex diputado local, líder de transportistas, y actual operador político de Antonio Manríquez. Juan Alberto Alvarado, hijo de mi general y nieto de Alberto Alvarado. Juan de la Peña hijo de aquella leyenda priista, don Juan de la Peña, de San Antonio. En el otro lado de la mesa, Rubén Muñoz, actual director de Century 21 y, entre otras cosas, ex presidente del PRI municipal y director de Recursos Humanos del gobierno estatal. Y Francisco Martínez Mora, con un alto prestigio como profesional de la medicina y que ya jugó la presidencia municipal. Todos se comprometieron a llegar unidos a la decisión final que tome el tricolor. (Rubén fue el único aspirante que anduvo saludando amigos y conocidos en todas las mesas del restaurante. Incluyendo a Alberto Ceseña, secretario particular del gobernador y a José Manuel Santoyo, “la oreja mayor” del gobierno. Curioso que los dos funcionarios de Narciso se hayan sentado cerca de la mesa de los aspirantes del PRI). Antonio Manríquez no fue invitado. “Nunca me ha dicho que aspira a ser alcalde”, me dijo Ricardo Barroso. Eso significa que Manríquez sigue suspirando por la gubernatura.

Más claro ni...

Narciso Agúndez y Adrian Chávez se molestan y despotrican al alimón cuando el PRI les dice sus verdades en cuanto al origen, inversión y a la aplicación de las obras. Descalifican a sus adversarios políticos como lo hacen con el Frente Ciudadano y su Foro de análisis del V Informe llevado a cabo el sábado anterior, diciendo que son unos "resentidos que añoran el poder". En fin, se desgarran sus vestiduras como si todo lo que dicen o hacen es una verdad absoluta. Decimos lo anterior porque no sabemos cómo le responderán al Director Regional de BANAMEX, de nombre Jorge Rodolfo Lyle, cuando dijo que: "la principal inversión es con recursos Federales, de modo que el cambio de gobierno no influirá en la economía local". Además dijo: "el turismo, el comercio y los servicios generan más del 40% del Producto Interno Bruto de Baja California Sur, estos son los verdaderos motores de la economía". Más claro, ni el agua de Balandra. Y Narciso Agúndez que dice a los "cuatro vientos" que es el non plus ultra de todos los gobernadores que ha tenido nuestro Estado. Que es él, y solo él, quien ha motivado la economía en esta región, que el próximo gobierno estatal tendrá un duro reto ya que el dejara un hándicap difícil de superar al nuevo Ejecutivo. Mejor le recomendamos que deje los números contables claros y las cuentas públicas en orden. Es por su "salud política". Menospreciar la capacidad y los trabajos a futuro no es buen consejo. Por eso sucede lo que algunas veces pasa al término de una administración. Después que no diga que no se le dijo... Hasta mañana. Dios los bendiga a todos.

Blanco & Negro



Ya se supo: Armandititito Díaz nació en Anaheim. Que lo creo Walt Disney y que nació junto con el Pato Lucas.

Y que tiene un medio hermano. Imagine el lector el tamaño que tendrá ese personaje. Ese sí, podría ser el más pequeño del mundo.

Seguro que el primero de mayo, Día del Trabajo, reaparecerá Esteban (dido) Ojeda como buen obrero del desmádere.

Aseguran que Víctor Guluarte pronto será arrullado por dulces voces de aves canoras: le cantaran las golondrinas.

El restaurante, “La Marmolera”, se ha convertido en nido de políticos de todos colores, tamaños y sabores. Le digo para que no vaya.

Lo bueno es que esta cerca del Santuario y los comensales pueden arrepentirse de sus pecados políticos y de los otros.

José Manuel Santo Hoyo dejo la comodidad de los pasillos del Palacio para espiar a los aspirantes del PRI a la alcaldía.

Y hasta Alberto Ceseña, secretario particular de NAM, salió a orearse al Perla para ayudarle a Santo Hoyo en tan noble tarea.

Qué bueno que Rosa Delia publicite su informe, con una gran foto. Al fin, algunos paceños la conocerán bien.