28 oct. 2009

Política en su tinta





El mal de los primos


Se comenta entre la ciudadanía que los antepasados de los primos-hermanos negados, Leonel y Narciso, debieron de ser vendedores en los mercados romanos ya que ellos heredaron un mal endémico: la venta de garage. El primero de ellos, siendo gobernador, remato una parte importante del Patrimonio de los sudcalifornianos a precios irrisorios, con falta total de trasparencia en el proceso de las licitaciones y un desconocimiento absoluto del destino de los recursos surgidos por esas ventas. Así, por ejemplo, podemos mencionar el Cerro de la Calavera, los predios de El Mogote, la casa de El Caimancito, los terrenos de la ex-base aérea, el avión del gobierno del Estado y uno de los transbordadores que hacían el viaje entre La Paz y el macizo continental, entre otros. Estos bienes, que con su venta generaron una buena cantidad en millones de pesos para el gobierno de Leonel, eran propiedad de todos los que habitamos esta tierra calisureña. Pero esto no termina allí. Ahora nos enteramos que el gobierno de su primo-hermano Narciso ha enviado al Congreso del Estado, en su mayoría perredista, un Proyecto de Decreto en el cual solicita autorización para enajenar a titulo oneroso (vender, pues) veinte bienes dizque para incentivar la inversión turística y que son propiedad, se supone, de toda la sociedad sudcaliforniana. Como los diputados son afines al gobernador, no cabe la menor duda que le será autorizado. ¿Nos preguntaran a los demás mortales? Lo dudo mucho. Estos bienes a remate están en el Municipio de La Paz, en la Playa de Buenavista y predios localizados entre Mulegé y Loreto. Todos, por supuesto, con cabezas de playa. El valor catastral total es de casi 21 millones de pesos, lo que significa que el valor comercial es de casi tres veces más. Los primos-hermanos negados están haciendo su "agosto" con bienes que no son de su propiedad. No cabe duda que los genes familiares les son afines en lo comercial. En lo político tienen sus asegunes y se verá próximamente.

Exageración


El Ayuntamiento de La Paz continua con su exagerada estrategia de continuar solventando en demasía los gastos de los Servicios Personales, llamase Sueldos, Compensaciones, Honorarios o Lista de Raya. En el periodo de nueve meses, de Enero a Septiembre de este año, casi 0.70 centavos de cada peso que se recaudo se canalizaron a este rubro de gasto. En otras palabras, el Ayuntamiento trabaja prácticamente para sus trabajadores y para pagar los compromisos de campaña enlistados en la nomina. Los casi 0.30 centavos restantes de cada peso recaudado son insuficientes para cubrir las necesidades que el Ayuntamiento está obligado a prestar a la ciudadanía paceña como, por ejemplo, los servicios públicos y la seguridad. Si son insuficientes, mucho menos lo serán para intentar completar la estrategia del bacheo de las calles de La Paz que quedaron como zona de guerra por las pasadas lluvias y, sobre todo, para utilizar materiales de buena calidad para que en los próximos aguaceros no salga a relucir que los huecos solamente fueron tapados con arena y una pizca de chapopote. Es difícil que un Ayuntamiento, como el de La Paz, pueda otorgar un servicio, sino adecuado, por lo menos aceptable cuando casi el 70% de sus ingresos se utilizan para el pago de Sueldos y Salarios que son gastos improductivos, que no se reflejan en un mejoramiento urbano y menos en beneficio de la calidad de vida de la sociedad toda. ¿Cómo intenta Rosa Delia paliar esta situación? Solamente por un camino fácil y accesible: el endeudamiento. Es por eso que su Cabildo afín y miembros de su partido en el Congreso del Estado le autorizaron concretar un crédito de casi 100 millones de pesos que endeudara a más de tres administraciones municipales futuras. El motivo principal es que sigue con su loca obsesión de ser gobernadora o, ahora que hizo en "Fast Track" su carrera de Derecho, magistrada y Presidenta del Tribunal Superior de Justicia en el 2011. Si no, al tiempo.

Blanco & Negro





Mi amigo me miro fijamente el ojo derecho y me pregunto, casi con inocencia: ¿qué pagaste tan caro que te costo un ojo de la cara?


Y Arturo Sotelo me pregunto que si de qué quiero mi altar de muerto. Le dije que de tortillas de harina, chopitos y tamales dietéticos.


Lo que es la vida. Algunos muertitos tendrán sobre su tumba, el Día de Muertos, más comida que muchos pobres vivos.


Como Solón, el griego, Leonel Cota se siente el padre de la democracia. Pero al paso que va con su famoso Frente, se me hace que se va a quedar… solón.


Rosa Delia recibió con tristeza la noticia de que los perros-actores Rin Tin Tin, Lassie y Beethoven, ya fallecieron.


Y es que los quería invitar a La Paz para que cortaran el listón de la perrera. Se va a tener que conformar con el perrito de Telmex o el de Marín.


Por cierto que Osa Delia dijo, en el programa de Jesús Taylor, que se sentía orgullosa de ser alcaldesa de La Paz. Los paceños, no.


En la última visita de funcionarios a la Sierra de la Laguna, las maletas y mochilas las subieron en burros y mulas. No, LAD, no fue.


Los muleginos siguen esperando que su alcalde, Huevonio Murillo, termine de hibernar (dormir una larga temporada).