25 jun. 2009

Blanco y Negro


Rosa Delia ya decidió que tomara un curso de dicción, modelaje e imagen con los niños diputados, que hablan mejor que ella y hasta piensan mejor que ella.

Los niños y las niñas diputados, se sintieron de maravilla con Luís Armando Díaz. Estaban del mismo pelo, pero un poquito más inteligentes.

Víctor Guluarte amenaza con seguir invicto en su lucha política. Quiso ser gobernador y Leonel no lo dejo. Quiso ser alcalde y Rosa Delia le gano. Ahora quiere ser diputado.

El verbo “invadir” es lo que mejor conjuga el gobierno perredista. Yo invado, tú invades, él invade, nosotros invadimos, ellos invaden y vosotros invadís.

Un despistado amigo mió me hablo ayer para felicitarme por el Día del Cuarto Poder. Le agradecimos y le aclaramos: no es lo mismo cuarto poder, que poder en el cuarto.

Que curioso, cuando Esteban (dido) Ojeda lo necesita, el gober viene de inmediato. Y cuando Memo me Mima lo reclama se va hasta el extremo del norte de la entidad.


Es tan puro, tan honesto, tan decente, tan vertical, tan prudente, tan impoluto, tan pulcro, que Víctor Castro quiero que le digan Víctor “el Casto”.

Por cierto que el candidato perredista a diputado federal le agrego tres letras a su segundo apellido (Cosío) y le cambio el asentó a la vocal: Descosió.

Al que quieren castrar es a Omar Castro, titular de la SEP. Los institucionales lo acusan de provocarles las 7 plagas de Egipto. Y otra vez le piden, comedidamente, que renuncie.