9 dic. 2009

Política en su Tinta


Opacidad

Nos enteramos que el gobierno de Narciso Agúndez con los recursos Federales, en el periodo 2005-2008, ha tenido un daño para el erario Federal de 33 millones de pesos. Es por eso que la Auditoria Superior de la Federación, que depende de la Cámara de Diputados, haya emitido una serie de observaciones (40 para ser exactos) que son tendientes a solventar esa presunta desviación de recursos. Pero, siempre hay un pero, Agúndez y su gobierno solamente le han dado respuesta a 7 de ellas y no a todas de manera satisfactoria. Eso no nos debe de extrañar. Si Narciso Agúndez hace eso con los dineros que son Federales, imagínese usted que no hará con los recursos del presupuesto del Gobierno del Estado. Imagínese usted que no hará con los recursos que captan las Administraciones Portuarias Integrales (API) en el Estado que no son revisados ni con el pétalo de una auditoria por ninguna institución autónoma e independiente, que no existe, en el ámbito de análisis y revisión Superior. El mal de la opacidad y de la falta de transparencia en los gobiernos perredistas fue iniciado por López Obrador, a principios de esta década, como Jefe de Gobierno del Distrito Federal. ¿Se acuerda usted de la construcción de los segundos pisos? Bueno, los registros, los documentos y los pagos de esas obras son "top secret" durante 12 años para cualquier mortal que intente saber los costos de obra, a quien se les adjudico y los precios unitarios. Narciso Agúndez, aunque afirma que no comulga con los planteamientos políticos del "Peje", sigue al pie de la letra otros tipos de estrategias que le han dado un buen resultado y que lo han convertido, se comenta, en un hombre rico: la opacidad en el desarrollo de gobierno. ¿Qué hará ahora Narciso ante el compromiso que se signo el fin de semana en la convención del PRD de que todos los gobiernos emanados de los amarillos serian más transparentes? Se aprecia que muy poco o casi nada. Como usted quiera verlo.

El enojo

Rosa Delia Cota Montaño explotó. Ya no aguanto más. Denunció en el Canal 10 que el gobierno estatal está bloqueando se imagen y vetando información de Ayuntamiento en el Canal 8. Y es que esa televisora, que se supone debiera estar al servicio de la sociedad y no solamente del gobierno, se convirtió o la convirtieron desde los tiempos de Leonel, en instrumento de propaganda política exclusiva. Y ahora, por lo que estamos viendo, se ha convertido, en instrumento de venganza política. Dice Rosa Delia que, en el momento preciso, en que ella y el cabildo iban a entregar lo recaudado para el Teletón, se corto la señal del Canal 8. Que, muy enojada le reclamo al secretario general, Luis Armando Díaz. Pero que no hubo ninguna respuesta y que, en días pasados, había hecho el mismo reclamo al gobernador Narciso Agúndez, con el mismo resultado. Esta situación revela el grado de alejamiento de los Cota Montaño (Leonel y Rosa Delia) con el gobernador Agúndez y su equipo de trabajo. Y la manzana de la discordia es Luis Armando. Leonel quiere a Rosa Delia para gobernadora y Narciso quiere al ex alcalde de Los Cabos.

Tintero

El dirigente estatal del PRI, Ricardo Barroso, califico la gran cobertura mediática sobre el CRIT y dijo que detrás de “esta gran cortina de humo, de esta abundante tinta de calamar”, se esconde un gobierno que no enfrenta los problemas con firmeza, como el caso de los maestros de la corriente democrática del SNTE, quienes cobraron durante 18 meses (15 millones de pesos) sin haber trabajado un solo día en las aulas... Hasta mañana. Dios los bendiga a todos.

Blanco & Negro



En lugar de “hace Díaz que la estamos Armando”, la propaganda de LAD debería de decir “hace años que estamos mamando y desarmando”.

Leonel y su Frente Demoniaco Sudcaliforniano apoyara a los maestros Demagógicos, de Esteban Ojeda. Tal para cual.

Calderón decidió, por razones de peso, rodar a Agustín Carstens de la Secretaria de Hacienda al Banco de México.

Se queja Osa Delia de que el Canal 8 no la pela. Ni Narciso. Ni Luis Armando y está a punto de que no la pelen los paceños. Pobechita.

Hablemos de títulos. El de Luis Armando Díaz, por ejemplo, Técnico en Control de Calidad no lo otorga Harvard.

Se obtiene en un curso que puede durar una temporada de pizca de algodón o en una cosecha de trigo. Así de importante es.

Supongamos que Narciso no tiene el grado académico de ingeniero. ¿Son validos los documentos que firma con ese título?

El de Rosa Delia (abogada) lo obtuvo en solamente 2 años, mientras que los verdaderos profesionales hacen la carrera en 7.

Por si faltaba algo, amenaza de huelga en el Tribunal. Si de por sí, está paralizado desde hace buen rato, nomás eso nos faltaba.