14 jun. 2010

Política en su Tinta


Cumpleaños-Mitin

El pretexto era bueno “día de San Antonio de Padua” para celebrar el aniversario del “Tony” Manríquez, fiesta de cumpleaños que se convirtió en mitin político – como se tenia planeado – donde lo que sobro fueron discursos y lo que falto fue espacio para albergar a los “amigos” de Manríquez que acudieron al casino corona a saludarlo. Discursos de más, pésimamente leídos y con fragmentos retadores a la Ley Electoral, sin cuidar las formas y con mensajes buscapleitos hacia el priismo y no hacia sus verdaderos adversarios –PRD-. Encuentro de priistas apasionados y dispuestos a seguir a su líder en la encomienda “que ustedes me han pedido que encávese” – les diría Manríquez en una parte de su intervención-. La disculpa que Antonio Manríquez dio a los presentes “y a los ausentes” de estar fuera de frecuencia de las actividades sociales y políticas fue un claro “no regreso, por que no me he ido”. Un discurso agresivo hacia adentro y muy cuidado hacia fuera. Pidió a la dirigencia del PRI, lo que Leonel Cota le pide a la dirigencia del PRD, que “consulte a la gente para definir candidaturas”. Hablo de una unidad que ni por asomo se noto en su intervención, dudando de su partido cuando solicitó a la dirigencia del tricolor “que siga el camino seguro de la democracia”. Fue el cumpleaños de Manríquez un evento donde los priistas que ocupan puestos directivos no mas no se vieron, con excepción de la presencia de Ángel Salvador Ceseña y Jesús Flores. Que a pregunta del reportero señalaron: “fue una invitación como todos los años. Es un priista más. Y en esto todos sumamos. Todos nos necesitamos”. Pocas figuras priistas. Cinco ex presidentes municipales de Mulegé: Antonio Hinojosa, Gilberto Flores Yee, Raúl Rousseau, José Manuel Rojas y María Luisa Salcedo de Beltrán. Dos ex de La Paz: José Carlos Cota Osuna y Manuel Macklis. Otros amigos de siempre: Jorge Álvarez Games, Carlos Rondero, Oscar Francisco Martínez Mora y Guillermo Aguilar Villavicencio (líder del SNTE).

¿Qué sigue?

¿Qué sigue para Antonio Manríquez después de la celebración de su cumpleaños? ¿Será capaz de aguantar el vendaval, señalamientos y golpes que se le vendrán encima? ¿Será, en serio o se repetirá la historia de sus dos incursiones en la posibilidad de ser candidato del PRI a la gubernatura de Baja California Sur? No esta lejos aquel 13 de junio de 1998 cuando en su pueblo natal Antonio Manríquez recibía de parte de Rosa Delia y Leonel Cota la bendición publica para que encabezara la candidatura del PRI a gobernador. Poco tiempo después el propio Leonel Cota se alzaría con la bandera de la democracia y la cantaleta de pedir consulta ciudadana para que el PRI eligiera su candidato, traicionando a Manríquez y a sus seguidores, rompiendo con el PRI y desde la oposición enfrentarse a quien meses antes él mismo lo había señalado como el candidato que esperaba el pueblo. La historia se repite en el 2005, con un José Carlos Cota dispuesto a encabezar la candidatura a gobernador, cuando se atraviesa Manríquez e inicia –como hoy- una gira estatal. Levanta el ánimo de sus seguidores y logra que la candidatura se defina con una concerta-cesión a favor de Rodimiro Amaya. El mismo que humillo y culpo a los priistas de todo sin comprobarles nada, Destruyendo sus ilusiones, dejándolos sin candidatura y sin gubernatura y entregando a quienes hoy coordinan los trabajos perredistas las esperanzas de miles de priistas. De lo rescatable de este evento sin duda es el entusiasmo y la pasión que se vio en los asistentes, la presencia de cuadros de partido que sin duda serán el puente fuerte y necesario que hará posible la unidad del proyecto priista que se enfrente a sus verdaderos adversarios que son quienes hoy gobiernan y están empeñados en continuar haciéndolo. Antonio Manríquez tiene ante si la oportunidad de hacer realidad lo que planteo en su “cumpleaños”: la unidad del PRI. Antonio Manríquez lo dijo: “No venimos contra nadie, venimos a favor de algo: los intereses superiores de los sudcalifornianos. Lo que sea de cada quien, fue una fiesta netamente popular… Hasta mañana. Dios los bendiga a todos.

Blanco & Negro


Me dijeron que a nuestra amada alcaldesa le molesta mucho que le diga Osa Delia. Así que, en lo sucesivo será Osa Ella.

Los Cabos es un pueblo con suerte, protegido de Dios: tiene un Ángel Salvador (Ceseña Burgoin).

En cambio los sudcalifornianos viven la amenaza de tener un diablo de El Salvador (Luis Armando).

Cuentan que Leonel Cota “destapo” a Pené Núñez para gobernador. Y que lo que vio lo dejo ma-ra-vi-lla-do.

La palabra destapar tiene dos aplicaciones. En política, es desenmascarar a un pretenso. El otro destapar es quitar la cobija.

Por cierto que Leonel, como los grandes guerreros de la antigüedad, se bate en retirada, repartiendo huesos al por mayor.

Yo no sabia que Narciso esa mi tocayo, pero afirman que tampoco ve, ni oye, ni siente. Yo lo que no veo, lo toco.

En la hermana república de Comondú, rifa el billete. Por eso Joel, el alcalde, se apellida Villega$.

Pues será casualidad pero Manríquez, como Leonel, les dio por pedir consulta a la ciudadanía. No les digo, pues.